Productora de Actividades de Difusión Científica
"La Tierra y su Entorno" www.latierraysuentorno.cl
Contacto: Andrés Silva Kewitz - contacto@latierraysuentorno.cl
Teléfonos: Fijo 022822 15 42 - Cel. 9699 32 44



- La Tierra y su entorno es Marca Registrada -

Las Constelaciones



El Origen

Las constelaciones

Desde tiempos remotos la humanidad ha sentido especial atracción e inquietud por las estrellas que brillan en el cielo.

Los antiguos veían en ellos a los Dioses; en la Edad Media , las utilizaban como ayuda para la navegación y en nuestra era el hombre las quiere conquistar. Lo que no ha cambiado es la visión del cielo estrellado como fuente de inspiración espiritual y admiración.

La Mitología griega

Las culturas de la antigüedad, especialmente la griega de hace cinco mil años, veían en el cielo nocturno a sus Dioses y les atribuían historias fantásticas que están en la mitología griega y que se han trasmitido por generaciones.

Utilizado a las estrellas dibujaban imágenes en el cielo nocturno a las que llamaron constelaciones, muchas de las que se puede observar a simple vista en noches sin luna: Entre ellas la que más destaca es la constelación de Orión, en las que sobresalen las llamadas Tres Marías.

La Leyenda de Orión

Orión, dice la leyenda, era un excelente cazador y no menos exitoso en la conquista del corazón de las doncellas. Su novia era Afrodita, la Diosa del Amor, cuyo hermano Apolo, el Dios de la Guerra , sentía celos de Orión por haber conquistado el amor de su hermana. Un día Apolo invitó a Afrodita a la playa y le propuso que compitieran lanzando flechas. Apolo eligió el blanco, que resultó ser un objeto que flotaba en el mar. Lanzó su flecha y erró, y luego lo hizo Afrodita, quien acertó.

Grande fue la sorpresa de la Diosa del Amor al ver que del objeto que flotaba saltaba un chorro de sangre. Había matado a su prometido Orión, quien nadaba en el mar, clavándole una flecha en su corazón.

El Dios Zeus, padre de Apolo y Afrodita, muy entristecido al ver sufrir a su hija por la muerte de su novio, decidió inmortalizarlo y lo eternizó en el cielo para que su hija estuviera siempre junto a él. Esta es la constelación de Orión, donde se observa al cazador en todo su esplendor.

Junto a ala constelación de Orión se puede apreciar a su perro inmortalizado en la “Constelación del Perro Mayor”

Dice la mitología que el Dios Zeus lo puso allí para que le ayudara a su amo en las cacerías.

Observar el cielo

En el cielo existen ochenta y ocho constelaciones según la cultura griega y cada una de ellas tiene un significado. La gran mayoría de ellas es observada a simple vista en una noche clara. Es una entretención apasionante y maravillosa. Los invitamos a que observen el cielo, y así retrocederán miles de años en el tiempo.

Cuando miramos el cielo nocturno lo que podemos ver son las estrellas o soles que titilan a lo lejos, algunos planetas, cometas, meteoritos, satélites artificiales y por supuesto, la Luna. Nada más existe allá afuera que podamos observar a simple vista.

El cielo estrellado

Las estrellas que vemos en el cielo están fijas y no se mueven unas con respecto a otras, al menos en forma perceptible. Todas ellas son parte de nuestra Galaxia, la Vía Láctea , y decoran de manera espectacular el fondo del cielo nocturno.

Si observamos el cielo con detención podremos notar que pareciera que todas las estrellas juntas se mueven a medida que transcurre la noche. Este movimiento es hacia la izquierda si miramos el norte, y hacia la derecha, si miramos el sur.

Lo que en realidad sucede es que la Tierra está permanentemente rotando en torno a su eje (una vuelta cada 24 horas) y esto nos hace creer que son las estrellas las que están en movimiento.

Bailando entre las estrellas

Los planetas que se pueden ver en el cielo a simple vista son Mercurio, aunque con gran dificultad por estar muy cerca del Sol, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Los otros, Urano y Neptuno, están demasiado lejos y no se pueden observar ni siquiera con telescopios de mediano alcance.

Plutón, como ya sabemos, ha perdido su condición de planeta, aunque ya con mucha anterioridad se discutía sobre el tema y se planteaba que era un cuerpo perteneciente al Cinturón de Kuiper.

Los planetas están permanentemente desplazándose alrededor del Sol y no son siempre visibles. Esto depende de la época del año y de la hora.

Si observamos el cielo cuidadosamente durante varios días y vemos que un punto luminoso que parece estrella se mueve lentamente entre ellas, estaremos en presencia de un planeta.

Para ubicar a los planetas en el cielo es necesario conocer en cual constelación se encuentra en ese momento. Así, con un plano de las constelaciones es muy fácil ubicar un planeta específico.

En algunas épocas del año se pueden observar dos planetas después de la puesta del Sol.

Uno de ellos es Júpiter que está en la constelación de Géminis y el otro es Saturno ubicado en la constelación de Tauro. Para observarlos debemos mirar hacia el Nor-poniente y los encontraremos sobre nuestras cabezas. Géminis se encuentra a la derecha de Las Tres Marías y Tauro a la izquierda. Ambos un poco más abajo, hacia el horizonte.

Dentro de estas constelaciones, Júpiter y Saturno son los dos objetos que más destacan. En otras oportunidades, se podrá observar Venus y Marte.

Al contrario de las estrellas, que brillan porque tienen luz propia, los planetas son visibles porque irradian la luz del Sol que es reflejada en ellos.

Observar con telescopios

Al observar a Júpiter a través de un telescopio simple se pueden ver sus cuatro lunas principales girando en torno a él, y si enfocamos a Saturno, se pueden contemplar sus anillos, una verdadera joya en el cielo. Para esto sólo basta un telescopio y un poco de paciencia.

Dibujar figuras en el cielo utilizando a las estrellas ha sido afición permanente de la humanidad. Los griegos y romanos de la antigüedad inmortalizaban a sus dioses y a sus héroes para poderlos contemplar y adorar por siempre. En la actualidad, las cenizas de algunos que se han ido flotan en el cielo en cápsulas de oro y desde la Tierra pueden observarse a simple vista como si fueran estrellas.

Dibujando con las estrellas

Las constelaciones no son otra cosa más que figuras que se hacen en el cielo utilizando a las estrellas, unas más brillantes que otras.

Las constelaciones del zodiaco son doce y cada una representa un sector del cielo cuyas estrellas habrían ejercido algún grado de influencia cuando nacemos lo que no está probado en absoluto.

Géminis, hermanos y amigos para siempre

Dice la mitología griega que Castor era un famoso soldado y domador de caballos, y Pólux un campeón de boxeo, ambos hijos del Dios Zeus.

El primero era mortal y el segundo, inmortal, y además de ser hermanos, eran íntimos amigos y muy aventureros.

Un día decidieron ir al mar para atacar a los piratas que saqueaban a sus amigos los honrados pescadores. Tanto éxito tuvieron que se convirtieron en héroes para la gente de mar, quienes los honraron tallando sus imágenes en las proas de sus barcos.

Durante una de estas peleas, Castor, que era mortal, fue asesinado, y su hermano Pólux comenzó a morirse de pena. El Dios Zeus, entristecido por los acontecimientos, inmortalizó a ambos en la constelación de Géminis (mellizos) para que permanecieran unidos por siempre.


Tauro, una historia de amor

Dice la leyenda que el Dios Zeus se enamoró de la bella princesa Europa, hija del rey Agenor.

Un día que la princesa estaba jugando en la playa fue observada por el Dios Zeus quien adivinó que la bella dama quería cruzar el mar e ir a una isla cercana. Tan prendado estaba Zeus de la princesa que decidió transformarse en un magnífico toro blanco (Tauro), acercándose a ella e inclinándose para que la princesa subiera sobre su lomo y llevarla así a su destino. Nadó velozmente más allá del horizonte y cuando hubo llegado a la isla donde deseaba ir la princesa, el toro volvió a su forma original de Dios inmortal declarándole todo su amor. La princesa sobrecogida por tanta sinceridad y ternura aceptó ser su amante eternamente.




MENU
Página de Inicio
Quienes Somos
Formulario de Contacto
Galería de Imágenes
Cuestionarios Educativos
Documentos Complementarios
Comentarios






Documentos recomendados:

Carta escrita en el 2070
Viaje por el Cosmos

Nuestros agradecimientos a:



Lenovo Chile


Observatorio Europeo Austral


Intel


Universidad San Sebastián


Círculo Astronómico


Actualidad Espacial

- Jorge Ianiszewski
- Roderick Bowen
- Club Científico de Peñalolén
- Telescoperos Ricardo Gonzalez
- Club astronómico Aldebarán
- Club Caylo
- Luis Bravo ( Syncro)
- Willy Stern W.
- José Luis Cárdenas
- Ilustre Municipalidad de Buin
- RTBuin
- Ilustre Municipalidad de Valparaíso
- Ilustre Municipalidad de Casablanca
- Ilustre Municipalidad de Quillota
- Ilustre Municipalidad de Viña del Mar



La Tierra y su Entorno cuenta con el Patrocinio de:



Copyright © 2005-2014 La Tierra y su Entorno. All rights reserved Andrés Silva Kewitz